MR 103

Lo mejor de aquellos veranos era pensar en ti no teniéndote. Lo mejor de aquellos veranos era soñar con besarte en la solitaria compañía de un helado, al borde del mar.

Lo mejor de aquellos veranos era tu continua presencia en mi mente, la quemazón en mi pecho. Lo mejor de aquellos veranos era saberse profundamente enamorado y cruelmente rechazado.

No hay término medio en el amor, ni siquiera en el amor no correspondido. Uno se siente morir no teniendo cerca a la persona que da todo el sentido a su vida.

Anuncios

Acerca de Santi Casanova

Nacido en A Coruña. Generación del 76. Ingeniero de formación y educador de profesión y vocación. Un privilegiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 7.156 seguidores

RSS

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: