La rosa es única

– No sé por qué me quieres a mi y no a ésa – me dijo la rosa señalando a una compañera de parterre.

– Porque ésa no es tú – le contesté.

– Somos prácticamente iguales. Nadie nos distinguiría con la vista. Necesita lo mismo que yo y su fragancia es la misma. Puede darte lo mismo que te doy yo – insistió.

– A los ojos de cualquiera sois parecidas, sin duda. Pero porque te conozco, te quiero a ti; porque te conozco, he decidido quererte; porque te conozco, ya ninguna otra me serviría; porque te conozco, sé que más allá de la apariencia, la fragancia, las necesidades y los gustos… está el alma y ahí, es ahí, donde ninguna otra se te iguala. Tú eres única.

Anuncios

Acerca de Santi Casanova

Nacido en A Coruña. Generación del 76. Ingeniero de formación y educador de profesión y vocación. Un privilegiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 7.088 seguidores

RSS

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: