Mirando a la rosa

Querer a la rosa del Principito es todo un arte. Querer a la rosa del Principito me está enseñando a querer más y mejor.

A veces sólo le doy los buenos días. A veces le canto. A veces sólo le digo que la quiero. Ni siquiera sé si eso le sirve, si la cura, si la abriga… yo creo que sí.

La rosa me ha enseñado el valor de mirar y de besar. La rosa me ha enseñado que a veces no se necesita más que eso. Estar. Mirar. Besar. Sin una palabra. En silencio.

¡Qué feliz me siento con la rosa! ¡Cuánto aprendo a su lado! Querer le hace a uno mejor… haciendo vida constantemente aquellas palabras del poeta Pedro Salinas:

“Por eso
pedirte que me quieras
es pedir para ti:
es decirte que vivas,
que vayas
mas allá todavía
por las minas
últimas de tu ser.”

Anuncios

Acerca de Santi Casanova

Nacido en A Coruña. Generación del 76. Ingeniero de formación y educador de profesión y vocación. Un privilegiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 7.156 seguidores

RSS

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: