MR 81

Paseamos aquella orilla más de una hora. Arriba y abajo. Sin cansarnos el uno del otro.

La vida nos había regalado.

Hablamos del mar, del verano, de lo que nos gustaba hacer y, sentados mirando el mar, de los sueños que nos quedaban por cumplir.

Y nos reimos de los fracasos previos y de todo aquello que habíamos maldecido tiempo atrás.

Podíamos haber vivido en aquella playa el resto de nuestros días. Descubriéndonos. Haciéndonos nuevos con el Mediterráneo de testigo de lujo…

Anuncios

Acerca de Santi Casanova

Nacido en A Coruña. Generación del 76. Ingeniero de formación y educador de profesión y vocación. Un privilegiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 7.156 seguidores

RSS

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: