MR 73

Te digo que lo he visto, que es verdad.

Te digo que no tenía cara ni cuerpo. Ni vestía ropa ninguna.

Te digo que lo he visto, no me lo invento.

Te digo que no era ni blanco ni negro, ni hombre ni mujer.

Te digo que lo he visto, no te mentiría.

Te digo que era Dios. ¡Sí! ¡Dios mismo! ¡Yo lo vi! En la partitura del primer violín, en la batuta ligera del maestro director, en la tensa espera de los platillos, en el retumbar grandioso de los timbales, en los ojos vidriosos del anciano de la butaca de al lado, en el incesante movimiento de mi hijo, en mi pelo de punta y en tus ojos del color de la felicidad más absoluta.

Era Dios. El colmo de lo belleza. Yo lo vi.

 

Anuncios

Acerca de Santi Casanova

Nacido en A Coruña. Generación del 76. Ingeniero de formación y educador de profesión y vocación. Un privilegiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 7.156 seguidores

RSS

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: