MR 70

Nunca te llevo a trabajar pero aquel día te subiste a mi coche por la mañana.

Éramos presencia extraña el uno para el otro a esas horas. Objetos no identificados por la rutina de cada jornada laboral.

Y sonó aquella canción… Y se te abrieron los ojos. Y el alma. Y el corazón.

Y yo pensé para mi que era muy tuya, que me pegaba contigo. Era fresca, libre, tierna, chisposa, alegre, imperecedera y zalamera. Tenía encanto, como tú. Llamaba la atención, como tú. Entraba sin darse uno cuenta, como tú.

Nunca más volví a llevarte a trabajar. Pero la canción suena de vez en cuando. Ya es tuya.

Anuncios

Acerca de Santi Casanova

Nacido en A Coruña. Generación del 76. Ingeniero de formación y educador de profesión y vocación. Un privilegiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 7.088 seguidores

RSS

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: