MR 67

Las Ramblas eran su droga. Con aquellas flores en la mañana, el correr de gentes de toda raza y color, las bestias expuestas a los ojos de los entusiasmados niños paseantes… Las Ramblas le llenaban de energía aunque su vida fuera una basura. Porque él no necesitaba mucho para disfrutar de la vida. Él era feliz con su rumba, su Barcelona guapa y su charleta entre amigos a la puerta del Raval.

– Es que nos provocan… que te lo digo yo… que estas alemanas vienen provocando… – escuchaba.

– Donde esté una morena guapa, que se quiten las guiris… – respondía.

Anuncios

Acerca de Santi Casanova

Nacido en A Coruña. Generación del 76. Ingeniero de formación y educador de profesión y vocación. Un privilegiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 7.088 seguidores

RSS

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: