MR 42

– ¿Cuánto hacía que no nos veíamos? – me preguntaste pasando tu brazo izquierdo por mi espalda.

– Mucho. Demasiado creo yo. – te respondí.

– Tenemos que contarnos muchas cosas. Hay mucho de lo que ponerse al día.

– Soy todo oídos…

El cielo estaba gris y amenazaba lluvia. La gente andaba con prisa, temerosa de la que podía caer en breve. En Riazor sólo había gaviotas. Nadie era consciente de que dos amigos habían vuelto a reencontrarse y que para ellos el tiempo se había detenido. Las agujas volvían atrás.

Anuncios

Acerca de Santi Casanova

Nacido en A Coruña. Generación del 76. Ingeniero de formación y educador de profesión y vocación. Un privilegiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 7.135 seguidores

RSS

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: