MR 18

El sol me pegaba en la cara de lleno pero no estaba dispuesto a abandonar el rinconcito del Retiro que había hecho mío. Estaba tan a gusto que podría ser capaz de describir cada una de mis sensaciones sobre la hierba con los ojos cerrados.

Había llegado la primavera a Madrid y, como tantas veces, el calor traía una explosión de sueños y de proyectos. Ninguno iba a decantar mi vida de manera significativa pero hoy tenía pensado beber cada gota de líquido amniótico de la madre Tierra. Había bajado andando, llegué sudando y ahora descansaba tumbado con una Zero en la mano.

Estaba seguro de que en aquel momento habría alguien en la ciudad maldiciendo su suerte y la mierda de vida que le había tocado vivir. Le hubiera invitado a tumbarse a mi lado…

Anuncios

Acerca de Santi Casanova

Nacido en A Coruña. Generación del 76. Ingeniero de formación y educador de profesión y vocación. Un privilegiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Únete a otros 7.156 seguidores

RSS

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: